sábado, 2 de febrero de 2019

Super hermanos del Bro-Bowl


Por: Martha Salim Naime
Es fin de semana de Superbowl y los equipos están listos para enfrentarse, los amigos para reunirse y los no tan aficionados al deporte se cuestionan sobre el show de medio tiempo. Cada enfrentamiento tiene sus particularidades, pero ninguna, hasta ahora, como la del evento que se llevó a cabo en el 2013, donde el entrenador de los Cuervos de Baltimore y el de los Cuarenta y Nueves de San Francisco fueron los hermanos John y Jim Harbaugh, respectivamente.Evento que se recuerda como el Bro-Bowl, HarBowl, Super Baugh, Brother Bowl,Superbro, por lo significativo del encuentro.
Dentro del ambiente familiar, me pregunto ¿qué hicieron o dejaron de hacer sus padres para llegar a verlos compitiendo en la final del deporte más popular de Estados Unidos? Investigando un poco encontré lo siguiente.
La historia familiar es la del padre como jugador de futbol americano colegial y profesional en su juventud, y luego como entrenador colegial. Sus hijos se involucraron en el ambiente deportivo desde sus primeros años de vida.
Algunas de las frases que papá Harbaugh repetía a sus hijos, y que se convertirían en hábitos y lemas de vida para los jóvenes, fueron: "Está bien, hombres, tomen sus loncheras y a atacar a este día con un entusiasmo desconocido para la humanidad" y "En este mundo, puedes elegir ser positivo o puede optar por ser negativo".
Stephen R. Covey, autor de Los 7 hábitos de las familias altamente efectivas, recomienda a las familias, desarrollar ciertas conductas para establecer un orden en sus prioridades. Veamos cómo se relacionan.
1.    Sea proactivo, haga que las cosas sucedan. El ejemplo de papa sirvió como guía.
2.    Comenzar con el fin. Establecer un ideal a alcanzar. La misión de la familia está contenida en una frase: "Entusiasmo desconocido para la humanidad".
3.    Pongamos lo primero de primero. Guiarse por los propósitos, no por las agendas. En su infancia los Harbaugh aprendieron disciplina y respeto acompañando a su padre a las sesiones de entrenamiento, ayudando y realizando pequeñas tareas.
4.    La mentalidad de ganar-ganar implica pensar en un "nosotros" en vez de "yo". Cincuenta años de matrimonio de los padres hablan por sí mismos.
5.    Busque primero comprender, luego ser comprendido. Hábito que exige mucho autocontrol, sobre todo a personas que tienen muchas ocupaciones. El lema familiar "No hagas por tus hijos lo que ellos pueden hacer por si mismos" implica el comprender lo que un niño, un joven o un adulto es capaz de hacer.
6.    Utilice sinergia. Se requiere de un trabajo creativo y en cooperación. En la sinergia, las diferencias se celebran. Como el hecho de que ambos hijos se disputen el gran premio.
7.    Renovación familiar. El compartir tiempo juntos renueva y mantiene el espíritu familiar. Hace un par de meses la familia Harbaugh se reunió en la fiesta de los 50 años de matrimonio de los padres.

Toda familia desarrolla sus propios hábitos. Si cada uno de los miembros que la integran buscan ser propositivos, todos, como equipo, ganarán el gran premio, la copa que toda familia busca elevar: la de la unión familiar.

(*) Martha Salim Naime. Es Administrador de Empresas con Maestría en Ciencias del Matrimonio y la Familia y diplomado en Tanatología por el Instituto Superior de Estudios para la Familia (Juan Pablo II). Especialista en temas de familia y pareja. Cuenta con la certificación para ser facilitadora de la herramienta pre-matrimonial FOCCUS para novios y REFOCCUS para parejas casadas. Socia co-fundadora de Speeka Consultoría.

Contáctala en cosa.defamilia.nl@gmail.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario